familia

Sin categoría

¿Cómo vencer el miedo a la Cirugía Cardiovascular?

miedo cirugía

Es normal que los pacientes y familiares de las personas con indicación quirúrgica para el corazón sientan miedo al conocer la noticia. Es lógico, pues todos sabemos su vital función y ante la posibilidad de que este falle podemos llegar a imaginar escenarios poco alentadores.

Sin embargo, gracias a las investigaciones médicas y al surgimiento de equipos y técnicas de última generación, los riesgos de una Cirugía Cardiovascular han disminuido considerablemente.

Hoy en día, el riesgo de una Cirugía Cardiovascular puede oscilar entre el 2 y 3 porciento, y elevarse hasta un 7% cuando el paciente tiene una edad muy avanzada o presenta otras condiciones médicas que complejizan su cuadro.

Ahora, no es recomendable generalizar y por eso, es muy importante que si usted o un familiar han sido indicados para cirugía entienda muy bien el cuadro clínico, hable con el cirujano y su equipo, para despejar dudas, reducir su miedo y conocer con mayor precisión el riesgo puntual de su intervención.

Si está buscando información para reducir su miedo, tenga en cuenta las siguientes indicaciones.

  1. Encuentre un Cirujano Cardiovascular que le transmita confianza

Ante una Cirugía Cardiovascular lo más significativo es su tranquilidad y la de sus familiares. Por eso, le recomendamos encontrar un cirujano que le transmita confianza, que se tome el tiempo de oír sus preocupaciones y resolver sus inquietudes.

No se deje llevar solo por los títulos, reconocimientos y recomendaciones de otras personas. Asista personalmente a la consulta con el médico y verifique si se siente tranquilo de estar en sus manos.

Durante la consulta asista con un acompañante que le de otra perspectiva y opinión, es probable que usted se sienta sensible y no pueda ser del todo objetivo. Una tercera persona le puede ayudar a entender lo que el cirujano trata de explicarle y ser u apoyo en el manejo del miedo.

  1. Busque un equipo de profesionales de salud que le transmitan seguridad.

Es fundamental que usted comprenda que una cirugía cardiovascular no está en manos únicamente del cirujano. Por eso, en algunas clínicas usted tendrá citas con enfermeras jefe, anestesiólogos y cardiólogos, entre otros, que lo guiarán para comprender la dimensión de su intervención.

Por esto, es recomendable sentir confianza y tranquilidad con todos los profesionales de la salud que le harán seguimiento a su proceso.

Comuníquele a las enfermeras jefes su miedo y confíe en lo que le informen, su rol es prestarle una atención humana, siempre eficiente, y solo cuando lo consideren necesario lo remitirán a hablar directamente con el cirujano.

Así que, para vencer su miedo, lo invitamos a escoger un equipo de profesionales y a confiar en las indicaciones que ellos le den.

  1. Escoja una clínica que cuente con certificados internacionales y equipos de última generación

Los certificados internacionales de una clínica permiten saber con certeza que, las instalaciones y el personal de un hospital cuenta con los más altos estándares de calidad.

Por eso, siempre será una excelente opción conocer qué clínicas de su ciudad cuentan con estos certificados y solicitar consulta con el médico cirujano que trabaja en esta institución.

Conozca los beneficios de la Clínica Fundación Santa Fe

  1. Sea cuidadoso con la información que encuentra en Internet

Internet es una fuente de información y desinformación. Es debido a esto, que lo invitamos a reducir su necesidad de investigación a través de este medio. Si tiene dudas, hable con la enfermera jefe y pídale fuentes y literatura que pueda consultar. Lo más probable es que cuente con cartillas, guías, artículos y documentos diseñados especialmente para resolver su miedo.

Por último, entienda que usted ha sido remitido a una cirugía cardiovascular para brindarle una mejor calidad de vida, y que es posible que corra más riesgos si no se realiza la intervención. Sabemos que recibir la noticia no es fácil, pero si el personal médico considera que es vital que usted sea operado es porque ya han hecho el análisis pertinente y han determinado que es menor el riesgo de realizar la cirugía.

Recuerde que todo el personal médico involucrado en el proceso desea lo mejor para usted, confiar en ellos es su mejor elección

Photo by Natanael Melchor on Unsplash

 

Cirugía cardiovascular

¿Qué tanto dependeré de otros después de mi cirugía cardiovascular?

remi-walle-86579-unsplash

Una de las mayores preocupaciones de los pacientes que requieren una cirugía cardiovascular es la dependencia a otras personas que pueden llegar a tener una vez terminado el proceso.

Si bien es cierto que cada paciente es un universo, y que pueden existir casos donde sea necesario depender de otros después de la cirugía, la realidad es que la gran mayoría de los pacientes pueden retomar su vida un par de semanas después.

Si usted va a ser operado próximamente y le preocupa este tema, lo invitamos a seguir leyendo, aquí encontrará información valiosa que le permitirá comprender mejor todo el proceso.

Dependencia Física:

Este tipo de dependencia es, tal vez, la que más asusta a las personas, pues temen que después de una cirugía cardiovascular vayan a necesitar ayuda y asistencia de otras personas para, la realización de las actividades diarias y las necesidades biológicas.

Es claro, que su cuerpo pasará por diferentes etapas en la recuperación y que esto significa que le tomará un tiempo volver a como estaba antes, e incluso mejor. Por eso, los primeros días, cuando se encuentre hospitalizado será ayudado por familiares y enfermeras para la realización de actividades básicas.

Sin embargo, días después de su cirugía se le pedirá que comience a moverse ya que, se ha demostrado que a las personas que permanecen en reposo les toma más tiempo recuperarse.

Esto quiere decir, que en menos de 8 días el personal hospitalario lo estará incentivando para que comience a hacer actividades solo sin ayuda de terceros. Por supuesto, siempre estarán pendientes de usted para controlar cualquier eventualidad.

En este orden de ideas, es sensato pensar que una vez usted esté en su hogar, podrá realizar actividades sencillas, que no requieren de mucho esfuerzo, sin la necesidad de la ayuda de nadie.

Ahora, durante el primer mes usted deberá asistir regularmente a rehabilitación cardíaca y es ideal que asista con un acompañante. Recuerde que no podrá conducir, por lo menos las primeras 6 semanas, así que es conveniente que otra persona maneje para llevarlo a su cita.

También, es muy importante que no realice actividades que impliquen esfuerzo de los brazos y el pecho, por lo que será necesario depender de otras personas para mover

objetos pesados, abrir frascos con tapas selladas al vacío y alcanzar objetos altos, entre otros.

Esto quiere decir que, si todo sale acorde a lo programado por su médico, es muy probable que en un par de meses usted sea completamente independiente y se sienta tranquilo para hacer actividades más exigentes.

Meses después de la cirugía cardiovascular:

La decisión de una intervención cardiovascular siempre es tomada por el cirujano y su equipo para, proporcionarle a usted una mejor calidad de vida. Esto significa, que si usted realiza cambios importantes en sus hábitos y se toma el tiempo adecuado para permitirle a su cuerpo recuperarse, lo más probable es que muy pronto usted empiece a ver los cambios.

Recuerde que su cuerpo podría estar acostumbrado al malestar y por lo tanto no ser consciente de sus padecimientos. Por eso, es muy probable que después de la cirugía usted se sienta incluso mejor que antes. Como quien cree que sin gafas ve muy bien y en el primer momento que se las pone reconoce que no podía ver nada.

Dependencia propia de la edad:

Es importante aclarar que algunos pacientes de edad avanzada, pueden llegar a presentar mayor dependencia, relacionada a sus propias condiciones.

Es probable que adultos mayores, sean más propensos a olvidar tomar sus medicamentos, a no recordar el día y la hora de sus seguimientos médicos, y a requerir mayor asistencia para las actividades física.

Sin embargo, esta dependencia es propia de la edad y el impacto de la cirugía en un cuerpo de edad avanzada.

En conclusión, el riesgo de ser dependiente después de una cirugía cardiovascular es muy reducido y generalmente, este pequeño porcentaje está vinculado a personas con edades muy avanzadas.

Esperamos haber resuelto sus dudas y reducir la ansiedad respecto a este tema.

Photo by Rémi Walle on Unsplash

Cirugía cardiovascular

La importancia de la familia en los procesos de Cirugía Cardiovascular

2team-spirit-2447163_1280

Recibir la noticia de una cirugía cardiovascular en el núcleo familiar impacta fuertemente al paciente, a los seres queridos que conviven con él y a los conocidos que comparten una porción de su rutina diaria.

Generalmente, el centro de atención es la persona que está presentando afecciones en su corazón y las necesidades de quienes lo rodean pasan a un segundo plano, e incluso pueden ser completamente desapercibidas.

Sin embargo, el papel de los familiares es fundamental en todo el proceso, ya que es gracias a su apoyo, conocimiento y disposición que el personal médico y el paciente pueden atravesar de forma más armónica las diferentes etapas que una cirugía de esta envergadura conlleva.

Si un familiar está próximo a ser intervenido en una cirugía cardiovascular, continúe leyendo este artículo para conocer la importancia de su papel durante todo el proceso.

1. Apoyo durante la etapa previa a la Cirugía Cardiovascular

Primero es muy importante que dimensione el impacto que puede producir la noticia de saber que algo está fallando en el corazón de su ser querido, póngase en sus zapatos y entienda lo que la otra persona puede estar sintiendo.

Es claro, que usted también puede sentir incertidumbre sobre la condición de su familiar y entrar en un estado de ansiedad, por eso, es importante que acompañe a la persona a las consultas con el cirujano, para preguntarle todas sus inquietudes, conocer el riesgo de la operación, entender todas las etapas y cómo puede aportar y así, estar tranquilo y mantener la calma.

Su papel como soporte emocional es muy importante y la invitación es a que busque espacios para comprender la situación, a que realice meditaciones diarias que reduzcan la ansiedad y a que contacte ayuda profesional si cree que esto puede ayudarle a manejar mejor el proceso.

Recuerde que la mente suele crear escenarios imaginarios que muchas veces no se corresponden con la realidad, por eso, aquietar los pensamientos es fundamental para reducir la ansiedad.

Ahora, puede que, en algunos casos, cuando el paciente ya presenta edad muy avanzada y poca lucidez, usted sea quien deba recordar los horarios de los exámenes, las consultas y la toma de los medicamentos. En estos casos le recomendamos llevar una agenda y programar recordatorios en el celular.

2. Actitud durante la cirugía

El reto durante las horas de cirugía es soltar el control y confiar en que el personal médico de la clínica está realizando todas las medidas necesarias para proteger la salud del paciente.

Sabemos que estas horas pueden percibirse más lentas y que por momentos la ansiedad puede tomar el control. Para la primera situación, le recomendamos llevar un libro que lo entretenga y para la segunda realice el siguiente ejercicio:

a. Tome aire profundamente y exhale fuertemente. (Repita tres veces)

b. Centre su atención en la respiración, observe como el aire que entra llena sus cavidades y luego visualice como sale.

c. Si se distrae vuelque de nuevo la atención en la respiración.

d. Haga este ejercicio por lo menos durante 10 minutos.

3. Acompañamiento durante la recuperación

Los primeros días, mientras el paciente se encuentre hospitalizado usted contará con el apoyo del personal médico de la clínica, quien le dará información sobre los cuidados en casa. Preste mucha atención a las recomendaciones y pregunte todo lo que considere pertinente.

Ya en el hogar, permita que el paciente realice pequeñas actividades que no requieran mucho esfuerzo, escúchelo si quiere hablar de sus miedos y preocupaciones.

También es muy importante que usted y todas las personas que conviven con el paciente participen activamente en un cambio de hábitos. Haga de la alimentación balanceada y el ejercicio una rutina diaria. Además, si usted es fumador planeen en conjunto dejar el consumo de cigarrillos. Está comprobado que es más fácil adquirir nuevos hábitos si todos en la familia participan del cambio.

Durante las primeras semanas acompañe al paciente a sus terapias de recuperación y a las consultas con el cirujano. Todas las observaciones y mejoras que usted perciba pueden ayudarle al médico y a las enfermeras para brindarles una mejor asesoría.

Como puede ver, los familiares cumplen un papel vital en todo el proceso de una Cirugía Cardiovascular. Si quiere profundizar más en la importancia de su rol, lo invitamos a descargar La guía para familiares/cuidadores de pacientes con cirugía cardiovascular, donde encontrará información muy útil para sobrellevar de manera serena todo este proceso.

Cirugía cardiovascular

¿Cómo programar una cirugía cardiovascular?

programar una cirugía cardiovascular

Sabemos que recibir la noticia de que debe programar una cirugía cardiovascular causa ansiedad, preguntas, incertidumbres y la necesidad de tomar decisiones inmediatas que afectan sus planes y los de sus familiares a corto plazo.

Tal vez, muchas de sus inquietudes están relacionadas con las circunstancias posteriores a la operación, porque desea entender el panorama al que se enfrentará una vez haya sido intervenido.

Sin embargo, también existen algunos procedimientos previos a la operación que es importante que usted tenga en cuenta y que con ello pueda programar su agenda y dedicar el tiempo que sea necesario para tener todo planeado y en orden, en el momento de su cirugía.

Por esto, el objetivo de este artículo es darle información que le permita comprender cómo es en general el procedimiento, cuáles son los aspectos que debe tener en cuenta y qué puede esperar después de una cirugía cardiovascular.

¿Qué debe programar los días previos a la cirugía?

La historia clínica de cada paciente es diferente y esto significa que el proceso que ha vivido una persona para ser remitido al cirujano es muy distinto al de otra.

Es importante tener esto en cuenta, porque usted tendrá una primera evaluación por parte del equipo de cirugía cardiovascular, donde se analizarán los resultados de los exámenes que le han realizado y de ser necesario se le remitirá para que se realice otras pruebas.

En este sentido, es importante que usted se programe, pues estos exámenes requieren de su tiempo.

Programar cita de evaluación con el cirujano cardiovascular

Una vez usted tenga todos los exámenes solicitados tendrá una cita de consulta con el cirujano cardiovascular, quien hará un análisis de sus resultados y le indicará el procedimiento a seguir.

En el caso de que necesite cirugía es importante que usted tenga en cuenta que la autorización del procedimiento puede tomar entre 3 y 5 días; y que solo con esta autorización se puede proceder a programar una cirugía cardiovascular.

Asignar una fecha para la cirugía

Es fundamental que usted sea consciente que hay otros pacientes que requieren una intervención quirúrgica y que posiblemente hayan sido remitidos antes que usted. También que cada cirujano tiene sus propios horarios y que, por lo tanto, es necesario ajustarse a estas limitantes.

Por esto, le recomendamos que durante la consulta con el equipo de cirugía cardiovascular pregunte en qué horarios y qué días realiza operaciones el médico y con esto usted pueda programarse mejor.

¿Qué debe tener en cuenta para programar una cirugía cardiovascular?

  1. Debe ser consciente de la gravedad de su condición y programar su cirugía lo antes posible si esta ha sido la recomendación del médico.
  2. El tiempo de estancia hospitalaria es de 6 a 8 días en promedio.
  3. Durante 1 mes usted debe programar 3 sesiones semanales de recuperación cardíaca.
  4. Durante las primeras 4 semanas es normal que usted se sienta cansado y sin ánimos. Por lo tanto, es mejor no tener eventos sociales donde su asistencia sea importante.
  5. No puede manejar vehículos durante 6 semanas. Así que no programe viajes que requieran de su conducción.

Cita con el anestesiólogo

Días antes a su cirugía usted debe tener una consulta con el anestesiólogo. Así que es importante que contemple este compromiso en su cronograma.

El día anterior a la cirugía

programar una cirugía cardiovascular

Un día antes de su intervención usted deberá ir a la clínica para hacer una reserva de sangre. Esta será utilizada durante la cirugía si llega a ser necesario.

En todo caso, una cirugía cardiovascular es un evento que cambia las dinámicas cotidianas y, que requiere de su tiempo y disposición.

Antes de la intervención, lo invitamos a bajarle al ritmo de su vida, reducir el estrés, prepararse física y emocionalmente, y meditar.

Comprenda que su corazón le está haciendo un llamado de atención y que es importante programar una cirugía cardiovascular con consciencia esto signifia dedicarle tiempo a lo importante y no a lo urgente, y reconocer que debe asiganr un tiempo prudente para procedimientos previos y la posterior recuperación.

Photo by Curtis MacNewton on Unsplash
Photo by Brooke Lark on Unsplash